Bernat Domene

Bernat Domene

Homeópata, Naturópata y Terapeuta manual.
Creador del sistema de masaje fisioactivo BELLACTION DÚO.

Bellaction Dúo en varices y telangiectasias

DEBEMOS realizar el tratamiento adecuado con Bellaction Dúo para restablecer y reequilibrar todos los procesos que permitan recuperar todo el sistema vascular y Bellaction Dúo es el sistema mas efectivo para desempeñar esta función con su sistema de rotación y potente vibración.

¿Cuál es el principal efecto de Bellaction Dúo sobre todos los tejidos?

Bellaction Dúo elimina toxinas, deshechos, grasas y líquidos, y multiplica el aporte de nutrientes y oxígeno hasta la última célula de cada uno de los tejidos que componen nuestro cuerpo. Por lo tanto, la cuestión no es si podemos trabajar sobre varices y telangiectasias, sino que, DEBEMOS realizar el tratamiento adecuado con Bellaction Dúo para restablecer y reequilibrar todos los procesos que permitan recuperar todo el sistema vascular y Bellaction Dúo es el sistema mas efectivo para desempeñar esta función con su sistema de rotación y potente vibración.

Nuestro sistema vascular está compuesto por dos estructuras bien diferenciadas, una arterial, cuya función es trasportar nutrientes y oxígeno en sangre hasta la última célula de nuestro cuerpo, y otra estructura venosa encargada de recoger la sangre utilizada por las células, cargada de deshechos, toxinas, líquidos… para ser depurada por órganos como riñón, hígado y a través del corazón y pulmones, ser impulsada de nuevo al sistema. 

Los tipos de vasos sanguíneos son arterias, arteriolas, venas, vénulas y capilares.

Las paredes de nuestro sistema vascular están formadas por tres capas, una interna, o capa íntima formada por un endotelio, una capa media, compuesta por una estructura de fibra muscular lisa, y una capa externa o adventicia formada por fibras de colágeno y elastina. El grueso de las arterias es mucho mayor que el de las venas ya que deben soportar mas presión.

Los vasos capilares son los más finos y su pared está formada solo por una capa de células endoteliales. Los capilares comunican las ramificaciones terminales de las arterias, denominadas arteriolas, con las primeras ramificaciones que darán lugar a las venas, llamadas vénulas. El diámetro de los capilares permite justo el paso de las células sanguíneas alineadas.

El sistema venoso en extremidades inferiores debe cumplir su objetivo de evacuar junto con el sistema linfático los líquidos y la sangre “sucia” utilizada por las células para dejar paso a la sangre arterial cargada de nutrientes y oxígeno que alimentarán todos los tejidos que forman sus paredes, pero para desarrollarse este proceso en equilibrio nuestro cuerpo debe moverse, sobre todo caminar.

Las venas, en las extremidades inferiores, poseen válvulas que dejan subir la sangre, pero impiden que retroceda. En casos de trabajos sedentarios, obesidad, embarazos, donde estas vías de eliminación pueden verse obstruidas y además no reciben a través del ejercicio físico el impulso debido, la sangre venosa no puede evacuarse de forma efectiva, acumulándose y aumentado su volumen dentro del vaso, hasta que éste acaba por dilatarse, separándose sus paredes y con ellas las válvulas que impedían el retroceso, con lo cual esta sangre retrocede, se queda estancada y los tejidos que forman las venas se alimentan muy deficitariamente, perdiendo tono y función, además de aumentar de forma importante su volumen. Es en este momento cuando se crea la VARIZ. Las TELANGIECTASIAS, o “arañas vasculares” se producen a nivel capilar por el mismo motivo.

Una vez tenemos clara la composición del sistema vascular y el motivo por el cual se producen varices y telangiectasias, es de sentido común que nuestro principal objetivo será activar los procesos de eliminación a través del sistema venoso y linfático y aumentar al máximo el aporte de nutrientes y oxígeno por sangre arterial en todos los tejidos.

¿En qué casos no debemos trabajar sobre varices?

Es muy sencillo: El aspecto de la extremidad es nuestro mayor aliado. Si el color de la piel y la consistencia del tejido está dentro de la normalidad podremos trabajar sin ningún tipo de limitación. En cambio si el color, sobre todo en la parte baja de la extremidad y pie presenta un color oscuro, o morado, con gran inflamación y retención de líquidos, edema… es bastante probable que pueda existir la posibilidad de albergar trombos en el interior de esos vasos, con lo cual no debemos arriesgar, y lamentándolo mucho no realizaremos el tratamiento demandado por nuestra clienta.

Tratamiento con Bellaction Dúo

Se realizará un trabajo, mediante el tratamiento fisioactivo de Bellaction Dúo, que consiste en una remoción de todos los tejidos blandos, incluidas las paredes de todo el sistema vascular. Con ello conseguimos evacuar de forma inmediata retorno venoso y linfa, dejando paso a la sangre arterial cargada de alimento, que tonificará todos los tejidos tratados.

Aunque no podremos eliminar la variz, sí conseguimos evitar que su deterioro evolucione a peor, igual que las telangiectasias, que mejoran, pero no desaparecen totalmente.

Lo que sí se consigue desde la primera sesión es, eliminar totalmente la sensación de piernas cansadas, los líquidos retenidos y proporcionar una sensación de ligereza y desaparición de molestias y dolor típicas de una circulación deficiente.

Compartir